fbpx

7 Remedios Caseros Para las Varices con Ajo

Las varices atacan indistintamente a cualquier persona que no necesariamente padece de estas venas sobresalientes, se pueden ver en personas de avanzada edad, jóvenes pero sobre es presente en mujeres.

A medida que el problema circulatorio que las origina avanza, se vuelve más difícil seguir con la normalidad de tu vida diaria, dado el dolor que producen estas venas varices.

Recuerda pinchar en SUSCRIBIRSE para que puedas recibir nuestros mejores TIPS Naturales en VIDEO y GRATIS

La buena noticia es que existen tratamientos eficaces de forma natural por medio de una pequeña, pero grandiosa hortaliza como lo es el ajo. No queremos que te sigas sintiendo mal, al tener que detener tu vida a causa de esta enfermedad.

Es por ello que nos hemos dado a la tarea de recopilar, de manera muy sencilla, practica y económica, 7 tratamientos caseros de fácil aplicación, por lo tanto si quieres recuperar la buena salud que solías tener, solo debes tener constancia en la preparación y aplicación de ellos.

 7 Remedios Caseros Para las Varices con Ajo 

Remedios Caseros para las Varices con Ajo

El ajo es un bulbo, que, a pesar de no cultivarse en todos lados, si se usa con mucha frecuencia a nivel mundial, no solo por su aporte en la gastronomía de diversas culturas, también por todas las propiedades medicinales que ofrece.

Es beneficioso para la salud, además de tener propiedades curativas, también se usa preventivamente su consumo para evitar posibles enfermedades.

Posee un componente activo conocido como alicina y una altísima cantidad de aceites esenciales, además es uno de los mejores antimicrobiano y antisépticos naturales.

Pero esa no es la razón por la que te lo recomendamos para las varices, sino por su acción desinflamatoria y estimulante del flujo sanguíneo, mientras ayuda además a eliminar el triglicérido y colesterol de tu cuerpo.

 1. Infusión de Ajo 

Al usarlo de esta forma, aprovechas todo su aporte medicinal ya que estarás ingiriendo sus propiedades comienza a hacerlo y notarás los cambios.

Ingredientes:

  • 4 dientes de ajos.
  • 1 vaso de agua.

Preparación y consumo:

Lo primero que debes hacer es quitarles la concha a los ajos, lavarlos y ligeramente aplastarlos para que libere mucho mejor sus nutrientes, luego en una ollita pequeña agrega el vaso de agua junto con los ajos.

Lleva a fuego medio durante 5 min, deja que repose pero sin dejar llegar a enfriar y consume esta infusión, toma una taza diría.

Si no quieres realizar la infusión, puedes consumir 3 dientes de ajo el primero en la mañana, luego en la tarde y por último en la noche, aplastado con medio vaso de agua, como que se tratará de una capsula.

 2. Ungüento de Ajo con Aceite de Oliva 

El aceite de oliva a pesar de no atacar directamente esta afección, si contiene una abundante cantidad de vitamina E, que cuida la piel, mientras que además funciona como medio para aprovechar las propiedades del ajo.

Ingredientes:

  • 10 dientes de ajo.
  • 1 taza de aceite de oliva.
  • 1 frasco de vidrio con tapa.

Preparación y aplicación:

Comienza esterilizando el frasco que vas a utilizar, eso lo logras si colocas a hervir agua y una vez que este hirviendo la apagas, y pasas el frasco por el agua caliente con mucho cuidado, luego de hecho esto ya está esterilizado.

Lo segundo que debes hacer es pelar los dientes de ajos, luego debes triturarlos muy bien, para ayudarlos a desprender sus bondades naturales, una vez los tritures, agrégalos al frasco previamente esterilizado junto con la taza de aceite de oliva.

Agita vigorosamente, deja reposar por unas cuantas horas y ya estará listo para usar.

Aplícalo masajeando el área 1 vez al día todos los días.

También puedes Leer : 8 Remedios Caseros Para las Varices con 6 Meses de Embarazo.

 3. Tónico de Ajo y Alcohol Etílico 

Al usar este tónico con la constancia necesaria, poco a poco vas a notar las mejorías en tu problema de varices.

Te Puede Interesar :  Remedios Caseros para las Varices Con Sábila

Ingredientes:

  • 1 cabeza de ajo.
  • ½ litro de alcohol etílico.
  • 1 frasco de vidrio con tapa.

Preparación y aplicación:

Pela todos los ajos, tritúralos y agrégalos junto al medio litro de alcohol etílico, en el frasco esterilizado, lo que debes hacer es dejar que se integre el ajo en el alcohol.

Úsalo todos los días, antes de dormir con ayuda de una esponjita o pañito limpio.

 4. Crema de Ajo y Jengibre 

El jengibre al igual que el ajo, contiene propiedades anti-inflamatorias y estimulantes del flujo sanguíneo, que te ayudarán a disminuir progresivamente este problema.

Ingredientes:

  • 1 raíz de jengibre.
  • 2 cabezas de ajos.
  • 1 taza pequeña de agua.
  • 1 Venda medica.

Preparación y aplicación

Para comenzar lava, pela y corta en pedazos la raíz de jengibre.

Luego quítale las conchas a los dientes de ajos y colócalo en la licuadora con la pequeña taza de agua, deja licuar durante varios minutos hasta que obtengas una crema pastosa.

Para la aplicación solo debes colocarte la preparación en las zonas afectadas y vendar, deja actuar mínimo por una hora, al finalizar lava con abundante agua.

Realízalo aleatoriamente un día sí y otro día no.

 5. Pomada de Ajo, Sábila y Vinagre de Manzana 

Está en una combinación excelente para mejorar el aspecto de las venas sobresalientes, contribuyen a desinflamar y a activar la fluidez de la sangre.

Ingredientes:

  • 5 dientes de ajos.
  • 4 pedazos de sábilas.
  • ½ taza de vinagre de manzana.

Preparación y aplicación:

Debes comenzar pelando los dientes de ajos, extrayendo los cristales del interior de la sábila, y colocando dentro de una licuadora todo eso, y también la media taza de vinagre de manzana.

Lo debes dejar licuar durante 5 minutos o hasta obtener una pasta.

Luego para aplicarlo, únicamente debes untarte lo que preparaste sobre el área afectada por las varices y dejar que actué por lo mínimo 2 horas y luego debes enjuagar.

 6. Infusión de Ajo y Castaño de India 

La función del ajo para desinflamar y aumentar la circulación de la sangre tiene más efecto cuando se une con un poquito de semillas de castaño de india, que ayuda a ampliar los vasos sanguíneos, así mismo contribuye a disminuir los dolores en las piernas.

Ingredientes:

  • 3 dientes de ajos.
  • ½ cucharada de semilla de castaño de india molida.
  • 1 vaso de agua.

Preparación y consumo:

Comienza esta infusión retirando las conchas a los dientes de ajos, aplástalos y en una pequeña olla agrega la media cucharada de semillas de castaño de india molida, junto con el agua, deja que hierva durante 3 minutos, luego apaga.

Una vez que la infusión repose un rato, debes colarla.

Toma 1 taza de esta infusión diariamente.

 7. Pomada de Ajo con Perejil y Aceite de Oliva 

Estos ingredientes trabajan conjuntamente para eliminar tu problema de raíz.

Ingredientes:

  • 3 dientes de ajos.
  • 1 ramita de perejil.
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.

Preparación y aplicación:

Pela los dientes de ajos, aplástalos y lava la ramita de perejil, córtala y agrégalo todo a la licuadora, incluyendo el aceite de oliva, deja licuar varios minutos, retira la crema de la licuadora, y échalo en otro envase.

En la aplicación has uso de tus manos, para que lo apliques con suaves movimientos en las venas atrofiadas, deja actuar por varios minutos luego enjuaga con abundante agua.

Realiza este tratamiento 3 veces por semana.

Si quieres obtener mejores resultados trata de llevar una vida tranquila, que abarque hábitos tales como realizar una caminata diaria de 20 minutos, hasta consumir una dieta baja en grasas y azucares.

Para que reduzcas el riesgo de afecciones vasculares y de otras índoles, consume casi a diario frutas y pescados, que son ricos en vitaminas, proteínas y minerales, beneficiosos para la salud del cuerpo en general.

Finalmente te aconsejamos que en la preparación de tus comidas diarias, aumentes el uso del ajo, para potenciar aun más su efecto positivo en el tratamiento.

Comparte esto ;) :

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.