8 Remedios Caseros Para las Varices con 6 Meses de Embarazo

Recuerda pinchar en SUSCRIBIRSE para que puedas recibir nuestros mejores TIPS Naturales en VIDEO y GRATIS

Las varices son conocidas como un tipo de afección, donde las venas sobresalen de la piel. Las venas inflamadas y de color moradas o verdes son la muestra de que tu estás sufriendo de este problema.

Pero ¿qué pasa cuando esto sucede en la etapa del embarazo y como logras reducirlas? Justamente para esto te queremos enseñar hoy, el cómo ayudar a la desaparición de estas varices en esa etapa donde esperas a tu retoño.

Sabemos que estás en la búsqueda de resolver este problema y eso es lo que hoy descubrirás con lo que te presentaremos. 8 Maneras de cómo resolver ese problema de varices que te está quitando la alegría de sentir a tu bebé.

 8 Remedios Caseros Para las Varices con Seis Meses de Embarazo 

Remedios Caseros para las Varices con 6 Meses de Embarazo

Mujeres, para su tranquilidad existen remedios caseros con los que pueden tratar los problema de varices, fáciles de encontrar y además tu bebé no correrá ningún riesgo.

A continuación, te mostramos los remedios naturales más eficaces para tratar esta afección de las varices.

 1. Extracto de Aloe Vera 

Uno de los remedios más antiguos, ha sido el aloe vera para tratar las varices, por sus propiedades medicinales como antioxidante, astringente, aclarador, antiinflamatorias, antisépticas, entre otras.

Te beneficia porque desinflama las venas que se encuentran en la superficie, no le permite a la piel que envejezca prematuramente, aclara y suaviza naturalmente, actúa como cicatrizante y te evita infecciones en la piel, nada mal eh 🙂 .

Ingredientes:

  • 1 Hoja de aloe vera.

Preparación y Modo de Empleo:

Le extraes toda la piel a la hoja de aloe vera, lavas con abundante agua para evitar que te acuse picazón. El cristal lo vas a semi-triturar y comienzas aplicar por las áreas afectadas dejándola.

Te puedes aplicar esta plasma dos veces al día, durante 20 minutos, hasta que notes mejoría. Colocando los pies en alto para que la sangre pueda circular y a su vez consiguiendo un momento placentero descanso.

 2. Jugo de Zanahoria 

La zanahoria ayuda a las varices porque mejora la circulación de la sangre por los vasos sanguíneos, evitando las inflamaciones y mal deformaciones de las venas.

Además, la zanahoria tiene propiedades naturales que le ayudan a la mujer durante el embarazo por su contenido en vitaminas, ácido fólico, minerales, que le ayudan para la vista, cabello, uñas y la piel.

Ingredientes:

  • 1 Zanahoria
  • 1/2 Azúcar
  • 1 Vaso de agua

Preparación y Consumo:

Viertes en una licuadora el vaso de agua, la zanahoria previamente pelada y picada, junto con la cucharada y media de azúcar.

Vas a licuar hasta que se integren los ingredientes y sirves tu vaso de jugo de zanahoria.

Es recomendable que lo tomes en las mañanas, por aproximadamente tres semanas, dejas de tomarlo una semana y retomas tu jugo diario, para que puedas tener mejores resultados.

 3. Pasta de Aceite de Oliva y Ajo 

El ajo y el aceite de oliva benefician a las varices por sus propiedades antiinflamatorias, además de calmar los dolores que puedas estar presentando a causa de este padecimiento.

Ingredientes:

  • 2 Cucharada de aceite de oliva.
  • 7 Dientes de ajo.

Preparación y Modo de Empleo:

En un envase plástico vas a triturar bien triturados los siete dientes de ajo hasta que se forme una pasta y le agregas las dos cucharadas de aceite de oliva lo mezclas y vas aplicar con los dedos suavemente en la zona de las varices.

Esta pasta la vas a utilizar tres veces al día por 15 minutos hasta que sientas alivio.

 

 4. Jugo de Apio y Limón 

El apio y el limón son perfectas para las varices por que ayudan a desinflamar las venas, permitiéndole una mejor fluidez a la sangre.

Y por supuesto benefician a la mujer durante el embarazo y al feto por sus contenidos vitamínicos.

Ingredientes:

  • 1 Raíz de apio fresco.
  • Medio limón.
  • 3 Cucharadas de azúcar.
  • 2 Vasos de agua.

Preparación y consumo:

Primeramente, pelas el apio y extraes el jugo del medo limón. Lo llevas a la licuadora junto con las tres cucharadas de azúcar y los dos vasos de agua, vas a licuar hasta que obtengas una consistencia bastante homogénea, sirve el jugo y consumes de inmediato.

Te Puede Interesar :  5 Remedios Caseros para las Varices con Apio

Este jugo lo tomarás una sola vez al día por dos semanas.

 5. Crema de Cebolla 

La cebolla por sus propiedades medicinales, beneficia para las varices porque desinflama y facilita la circulación de la sangre.

Ingredientes:

  • 2 Cebollas
  • Media taza de agua

Preparación y Modo de Empleo:

En la licuadora introduces la dos cebollas peladas y picadas y la media taza de agua, licuas hasta que obtengas una crema, dejas que repose por cinco minutos.

Vas a utilizar esta crema de cebolla en las noches durante 15 minutos, por el tiempo que sea necesario hasta que notes mejoría.

 6. Mascarilla de Arcilla Verde 

La arcilla verde fortalece los tejidos del cuerpo haciéndolos resistentes frente a cualquier afección o enfermedad que afecte al organismo.

En las varices, actúa como un antinflamatorio muy eficaz para calma el dolor, la sensación de pesadez o hormigueo y por su puesto le aporta a la piel una gran cantidad de minerales, sílice, magnesio y potasio.

Ingredientes:

  • Media taza de arcilla verde
  • 1 Vaso de agua

Preparación y Modo de Empleo:

En un tazón vas agregar la media taza de arcilla verde y el vaso de agua, lo vas a mezclar hasta que se compacten completamente, formando la mascarilla.

Vas aplicarla en las partes afectadas por las varices con masajes suaves y rotatorios, dejas que actué unos 10 minutos aproximadamente hasta que seque y retiras con abúndate agua.

Realiza esto dos veces al día por el tiempo que desees.

 7. Compresas tibias de vinagre 

Una compresa tibia de vinagre es perfecta para tratar las varices porque actúa como un relajante de las venas, evitando coagulaciones en tus venas y otros posteriores osibles problemas de salud.

Ingredientes:

  • 1 Taza de vinagre.
  • 1 Vaso de agua.

Preparación y Modo de Empleo:

En una olla vas a colocar el vaso de agua junto con la taza de vinagre. No dejes que hierva el agua, sino que se tibie. Vas a buscar una compresa limpia y sobre todo que esté desinfectada.

Agarras la compresa y la viertes en la infusión de vinagre tibia y te las vas a colocar en las zonas donde tengas varices por 6 minutos y repites este proceso varias veces.

Puedes utilizar estas compresas tres veces al día para aliviar las tensiones de las venas.

 

 8. Bicarbonato de Sodio Y Miel 

Al momento de buscar un remedio casero para tratar las varices, puedes utilizar el bicarbonato y la miel que te ayudarán a calmar cualquier síntoma que te pueda ocasionar las venas varices y aparte te desinflamar, permitiendo la circulación.

Ingredientes:

  • 5 Cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • 10 Cucharadas de miel.

Preparación y Modo de Empleo:

En un envase vas agregar las cinco cucharadas de bicarbonato de sodio y las diez cucharadas de miel, lo vas a mezclar y aplicaras en las partes donde tengas lestas venas, dejándolo actuar por 20 minutos aproximadamente.

Vas a usar tres veces al día por cuatro semanas y notarás el alivio.

Estos son algunos de los mejores remedios caseros para eliminar las varices con 6 meses de embarazo y más. En definitiva, si eres una mujer que está embarazada y está presentando varices no debes dejar de probar con lo que te acabamos de dar. Gracias por visitarnos.

Recuerda:

  1. En la actualidad las mujeres sufren mucho de esta afección y de hecho durante el embarazo se puede hacer más evidente. Por ejemplo, los embarazos de más avanzados en este caso los de seis meses en adelante son propensos a presentar este tipo de problema.
  2. Se habla que las mujeres en las etapas más avanzadas del embarazo pueden presentar un mayor cambio no solo hormonal sino en su cuerpo, el cual se ajusta a la venida del nacimiento. Con esto se puede interrumpir el flujo normal de la sangre lo que provoca que algunas venas sobresalgan de la piel.
  3. Por otro lado, se ha comprobado que la aparición de varices en las piernas de las embarazadas se debes a que estas sostienen un peso mayor al que estaban acostumbradas antes de esta etapa, lo que altera el retorno sanguíneo.
Califíca el Artículo
Comparte esto ;) :

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.