Remedios Caseros para las Varices a Base de Tomates

Recuerda pinchar en SUSCRIBIRSE para que puedas recibir nuestros mejores TIPS Naturales en VIDEO y GRATIS

Las varices, una dolencia que puedes tratar desde casa, aprende como hacerlo y todos los beneficios que le traerá a tu vida el uso de lo casero para combatir esta afección tan vergonzosa.

La presencia de venas brotadas es una enfermedad que puede afectar a cualquier persona. Tanto hombres como mujeres son propensos a este tipo de padecimiento, siendo estas últimas las más afectadas.

Tu sangre mantiene un flujo constante por todo tu cuerpo, dicho flujo se desarrolla en las venas, las cuales tienen la capacidad y la función de devolver al corazón la sangre que ya antes ha bombeado.

Cuando las venas pierden esta capacidad se produce una acumulación de sangre, la cual hace que aparezcan las llamadas varices o venas brotadas. En las piernas o en cualquier parte de tu cuerpo, las venas brotadas pueden ser algo que puede traer incomodidad tanto física por los dolores que puede causar, y mental por la incomodidad de lo estético.

Si eres una persona que estas presentando dichas incomodidades por culpa de este problema de salud es necesario que leas lo que te mostraremos a continuación.

 5 Remedios Caseros para las Varices a Base de Tomate 

Remedios Caseros para las Varices a Base de Tomates

Elegir y saber que te puede ayudar para reducir tus varices no siempre no siempre se encuentra de manera fácil, para que este problema no siga pasando aquí te enseñaremos como de manera sencilla puede usar el tomate para desaparecer las varices que tengas.

Entre los remedios que pueden usar para tus varices y que tienen como base están.

 1. Pañitos de Tomate y Sábila 

Te quisimos presentar el tomate por su efectividad para el manejo de las varices, por otra parte, la sábila repotencia de manera adecuada esas propiedades que te darán el poco tiempo el resultado que deseas.

Ingredientes:

  • 2 Tomates maduros.
  • 1 Penca de sábila.
  • 1 Paño o pedazo de tela limpio.

Preparación y aplicación:

Para empezar, toma los tomates y córtalos en rodajas, cuando esto este hecho pelas y sacas la pulpa o cristal de la penca de sábila, trata de que sean tiras largas para que sea más fácil para la aplicación.

Con esto listo, colocas las rodajas de tomate y la sábila acomodados en el pedazo de paño o tela limpio, de modo que lo cubra.

Después te dispones a poner este paño sobre las venas que tengas brotadas, trata de que no se te caiga lo que has acomodado, recuerda que la tela es para mantener los ingredientes fijos sobre las varices.

Puedes hacer esto 3 veces a la semana, y en cuestión de poco tiempo veras como las venas se irán reduciendo de manera considerable.

 2. Crema de tomate y árnica 

El tomate, un ingrediente común en las cocinas te ayudará con tu problema de varices. Combinado con el árnica tendrás una receta para esas venas inflamadas que causan dolor, y la cuales no pintan nada bien para tu imagen.

El árnica tiene es una conocida planta que se utiliza como antinflamatorio ante muchas dolencias tanto internas como externas, con su combinación con el tomate tendrás un modo de tratar esas venas.

Ingredientes:

  • 2 Tomates maduros.
  • 1 Puñado de hojas de árnica.
  • 1/2 Taza de agua.

Preparación y aplicación:

Para hacer la crema de tomate y árnica debes lavar muy bien los tomates, y picarlos en trozos, ya cuando hayas hecho esto, los colocas en la licuadora, le añades el puñado de hojas de árnica y empiezas a licuar.

Con la licuadora encendida y de manera progresiva vas añadiendo el agua, hasta la unión dl tomate y el árnica haga una especie de crema, cuando esto es listo puedes dar por terminada la preparación.

Te Puede Interesar :  Remedios Caseros para las Varices con Perejil

Aplica esta crema en el área donde estén las venas, deja por lo menos unos 10 0 20 minutos retira con abundante agua.

 3. Jugo de Tomate y Ruibarbo 

La presencia de varices en tu cuerpo es causada por un problema de circulación de la sangre. Por esta razón necesitas tomar cosas que estimulen el flujo de sangre en tu sistema sanguíneo.

La combinación de tomate y ruibarbo es un potenciador del flujo sanguíneo, esto significa que ayuda a que disolver la sangre acumulada en las venas y por consiguiente la desaparición de las varices.

Ingredientes:

  • 2 Tomates.
  • 1/2 Cucharada de ruibarbo.
  • 1 Cucharada de azúcar o miel.
  • 1 Taza de agua.

Preparación y consumo:

Pelas los tomates, y los cortas en trozos, después de esto agrégalo a la licuadora, luego viertes la media de cucharada de ruibarbo, la taza agua, y la cucharada de azúcar o miel, cual prefieras.

Con todos los ingredientes en la licuadora solo licua por unos minutos hasta los ingredientes se integren y logres un jugo cuelas y listo el jugo este hecho.

Puedes tomar este jugo una o dos veces al día por el tiempo que gustes.

 4. Jugo de Tomate y canela 

Como te habrás dado cuenta el tomate hace buena liga con otros ingredientes. En este caso lo mezclaras con la canela, un excelente desinflamatorios y regulador del flujo de la sangre.

Tus venas necesitan estar dilatadas para que la sangre se devuelva a tu corazón, y con esta combinación la obstrucción existente que puedan estar provocando venas brotas se ira de forma progresiva.

Ingredientes:

  • 2 Tomates maduros.
  • 1/2 Cucharada de canela.
  • 2 Tazas de agua.
  • 1 Cucharada de azúcar.

Preparación y consumo:

Al igual que el anterior remedio que te enseñamos deberás pelar los tomates y picarlos en trozos, viertes en tu licuadora lo que ya picaste y la media cucharada de canela, justo después de hacer esto echas el agua, la azúcar, y licua por espacio de 5 minutos.

Cuelas y con esto puedes dar por terminada la preparación. Este jugo lo puedes beber dos veces al día por el tiempo que guste. Veras como al cabo de poco tiempo tus varices irán desapareciendo poco a poco.

 5. Tomate con tomate de árbol 

Si tienes más un tomate en la cocina y tienes venas brotadas en tus piernas, no puedes dejar de combinar estos tomates con un fruto que potenciara tu intención de combatir este problema tan incómodo.

El Tomate de árbol es un fruto con atributos especiales para tratar los problemas relacionados con obstrucciones sanguíneas, este fruto combinado con el tomate te ayudará a disolver coágulos de sangre que usualmente causan la presencia de varices.

Ingredientes:

  • 3 Tomates.
  • 2 Tomates de árbol.
  • 1 Cucharada azúcar.
  • 2 Tazas de agua.

Preparación y consumo:

Pica y pela los 3 tomates has lo mismo con los 2 tomates de árbol, añade todo esto en la licuadora junto con todos lo demás ingredientes y licua por espacio de unos minutos cuando termines de hacer esto cuelas y ya el jugo estará listo para beberlo.

Puedes incluir este jugo a tu dieta diaria, ya que te traerá no solo beneficios para el tratamiento de las varices sino energía para tu organismo.

Es importante que los complementes con una dieta saludable, además de una rutina de ejercicios, ya que lo sedentario promueve la aparición de estas.

Esperamos hayas encontrado soluciones a tu problema de varices, y que estas soluciones se hagan parte de ti. Si deseas compartir algún comentario, tienes nuestro espacio para comentar y describir lo que gustes.

Por último si sabes más remedios caseros para las várices con tomates o sin él, aquí te dejamos este espacio para que los des a conocer recuerda que ayudar a los demás es la razón y el porqué de este espacio, esperamos que mejores y gracias por tu visita.

Remedios Caseros para las Varices a Base de Tomates
Califíca el Artículo
Comparte esto ;) :

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.