7 Remedios Caseros para el Dolor de Garganta con Placas de Pus

Recuerda pinchar en SUSCRIBIRSE para que puedas recibir nuestros mejores TIPS Naturales en VIDEO y GRATIS

El dolor de garganta puede ser una de las incomodidades más comunes por las que puedes pasar, pero realmente este problema se incrementa potencialmente, cuando dicho dolor lo acompañan placas de pus.

Las Placas de pus se producen mayormente debido a procesos infecciosos o virales que atraviesa la garganta y que al no curarse a tiempo, puede conducir a complicaciones, consiguiendo incluso causar lesiones a áreas cercanas como la boca.

Los antibióticos formulados farmacéuticamente traen consigo molestias gástricas y a pesar de que por sí solo ya son muy costosos, a eso se le debe sumar un costo adicional, al tener que adquirir además un protector gástrico, que en realidad no soluciona nada.

Nosotros aspiramos a que mejores, sin tener que afrontar efectos secundarios, por tal motivo te invitamos a que continúes leyendo para que descubras alternativas caseras y naturales y lo mejor sin tener que gastar casi nada de dinero.

 7 Remedios Caseros Para el Dolor de Garganta con Placas de Pus 

Remedios Caseros para el Dolor de Garganta con Placas de Pus

Son infinitas las cantidades de plantas que cuentan con propiedades antisépticas y antimicrobianas en su constitución y que además se usan de forma diferentes, pero eso no debe representar un problema para ti.

Ya que nosotros nos hemos dado a la tarea de enumerar, de forma sencilla y explícita los remedios caseros que te brindarán soluciones rápidas, para que ese problema en tu garganta quede en el pasado.

 1. Zumo de Limón y Miel 

Limpiar la garganta con miel y limón disminuye las molestias inmediatamente gracias a que la miel, tiene propiedades que lo convierten en un excelente anestésico natural.

Ambos son antisépticos y aumentan las defensas del cuerpo.

Ingredientes:

  • 1 limón.
  • 2 o 3 cucharadas de miel.
  • 2 gasas.

Preparación y aplicación:

Comienza lavando el exterior del limón, cortándolo y extrayendo todo su jugo, luego agrégalo en un recipiente limpio, junto con las cucharadas de miel y mezclalo muy bien.

Toma la gasa, envuélvela en tu dedo índice y mójala con el zumo, luego solo debes limpiarte la garganta con delicadeza, debes realiza este procedimiento 2 veces por día, hasta que mejores.

 2. Zumo de Berro y Miel 

La miel y el berro se indican para tratar las placas de pus en la garganta, por su acción para eliminar microbios y también por ser un gran antiviral.

Ingredientes:

  • Hojas de berro.
  • 4 cucharadas de miel.
  • 2 gasas.

Preparación y aplicación:

Comienza lavando muy bien las hojas de berro, luego tritúralas dentro la tela para que puedas obtener todo su zumo, el cual debes agregar en un recipiente limpio.

Una vez obtengas algo de zumo debes mezclar muy bien con las cucharadas de miel que te recomendamos.

Con la ayuda de la gasa debes limpiar la garganta es decir hacer lo mismo que te indicamos en el tratamiento anterior. Realízalo 1 vez al día.

 3. Té de Ajo y Estragón 

Consumir estos dos ingredientes naturales en infusión contribuyen a eliminar esta afección porque son poderosos antimicrobianos.

Ingredientes:

  • 2 dientes de ajos.
  • 5 hojas de estragón.
  • 1 vaso de agua.

Preparación y consumo:

Lava las hojas de estragón y a los ajos quítale las conchas, presiona los dientes de ajo, en una olla pequeña agrega todo eso junto con el vaso de agua.

Deja que hierva por lo menos 3 minutos apaga el fuego y estará listo. Consume este tratamiento con la dosis de 2 tazas por día.

 4. Té de Cebolla y Eucalipto 

Tanto la cebolla como las hojas de eucalipto, tienen la bondad natural de lograr penetrar las membranas celulares y tejidos con mucha facilidad.

Eliminan el problema porque expulsan el microorganismo que este alojado ocasionando los dolores y las placas de pus.

Ingredientes:

  • ½ cebolla.
  • 3 hojas de eucalipto.
  • 2 vaso de agua.
Te Puede Interesar :  5 Remedios caseros para el Dolor de Garganta con Anginas

Preparación y consumo:

Lo primero es mantener la higiene para que puedas mejorar, limpia entonces la media cebolla y las hojas de eucalipto, luego en una olla mediana agrega todo eso y el agua.

Colócalo en la estufa a hervir durante 7 minutos y cuando esté hirviendo lo apagas, una vez que repose solo un poco, pasa esto por el colador. Y estará listo para tomar.

Debes tomar 2 tazas de este té al día, todos los días, pero solo hasta que el dolor y las placas de pus desaparezcan.

 5. Cocción de Romero y Milenrama 

Usar la cocción de estas dos plantas, es de gran beneficio para tratar esta afección, porque tiene propiedades depurativas y antisépticas que eliminan el problema y alivian el dolor.

Ingredientes:

  • Hojas de romero.
  • Hojas de milenrama.
  • ½ Taza de agua.

Preparación y aplicación:

Antes de comenzar lava las hojas de ambas plantas, y colócalas junto con el agua a hervir en una olla durante 10 minutos, luego apaga y espera a que se enfrié completamente.

Realiza gargarismo con esta agua 2 veces al día, debes refrigerar para que la preparación dure varios días bien conservada.

 6. Infusión de Manzanilla y Menta 

Esta infusión alivia de manera rápida las molestias en la garganta, porque sus propiedades son analgésicas, sedantes, anestésicas, antiinflamatorias y antisépticas.

Ingredientes:

  • 5 flores de manzanilla.
  • 4 hojas de menta.
  • 1 vaso de agua.
  • 1 cucharada de miel (opcional).

Preparación y consumo:

Debes cuidar la limpieza de la preparación por lo que comienza lavando las hojas de mentas y las flores de manzanilla, en caso de que las consigas frescas.

Luego coloca en una olla, el vaso de agua y deja que comience a hervir, cuando este en ebullición apaga, y agrégale las flores y hojas  de menta, deja que se integre durante unos cuantos minutos.

Después de 3 minutos debes pasar la infusión por un colador y agregarlo a una taza limpia. Debes tomar este tratamiento cuando aun esté tibia la infusión, si quieres puedes endulzar con miel.

Toma máximo 2 tazas de esto al día, hasta que sanes, y si lo desees puedes seguir consumiendo una taza diaria luego de que mejore ya que tiene un gran sabor y beneficio.

 7. Jarabe de Jengibre con Sábila y Miel 

El consumo de jengibre con sábila y miel en forma de jarabe, aparte de brindar resultados efectivos para tratar infecciones y dolores, es muy sencillo de preparar.

Ingredientes:

  • 1 pedazo de jengibre natural o una cucharada de su polvo.
  • 3 pedazos de sábila.
  • 2 tazas de miel.
  • 1 taza de agua.
  • 1 frasco de vidrio con tapa.

Preparación y consumo:

Al jengibre y los pedazos de sábilas debes lavarlo y retirarle la concha, para obtener el interior que es lo que nos interesa, luego córtalo en pedazos más pequeños.

Añádelo con la taza de agua, a la licuadora deja que se integren hasta que se deshagan los trozos, una vez hecho ese paso, pásalo por el colador y tenlo ahí un momento mientras se enfría.

Tienes que esterilizar el frasco de vidrio, este proceso es fácil, solo hierves el agua y la pasas por frasco, sin excederte para evitar accidentes.

Una vez este esterilizado, solo tienes que agregar el jugo que tienes enfriando junto con las dos tazas de miel y agita enérgicamente, deja que esta preparación se constituya mejor durante 3 horas.

Toma 3 cucharadas diarias 1 en la mañana, tarde y en la noche, almacénalo en la nevera para que pueda durar varios días.

Para que los tratamientos surjan su efecto debes tener cuidado de ser higiénico en las preparaciones y muy constante en el uso de los remedios.

Finalmente solo esperamos que tomes en cuenta los tratamientos que te hemos presentado, además dejamos nuestro espacio para que comentes sobre los resultados que obtengas y a su vez cualquier otro remedio para este tipo de afección que quieras compartir, hasta pronto.

7 Remedios Caseros para el Dolor de Garganta con Placas de Pus
Califíca el Artículo
Comparte esto ;) :

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.