Si eres un amante de los batidos que siempre mantiene un suministro constante de plátanos en el frutero, aquí tienes un dato curioso: la cáscara de un plátano es aún más nutritiva que la pulpa. Si tienes una licuadora de alta potencia, puedes sacar aún más provecho de la fruta incorporando la cáscara en tu batido: sólo tienes que quitar el tallo y tirar todo ahí.

Aquí hay 7 razones por las que deberías comer la cáscara del plátano:

1. Protegen tus ojos

Las cáscaras de los plátanos están llenas de vitamina A y luteína, que contribuyen a la salud de los ojos y se cree que protegen contra las cataratas y la degeneración macular.

2. Mejoran su estado de ánimo

La cáscara del plátano contenía triptófano y serotonina que eleva el estado de ánimo, y los niveles aumentan a medida que el plátano madura.

Relacionado: 7 errores de alimentación posteriores a la carrera que probablemente estés cometiendo

3. Ayudan a tu corazón

Las cáscaras de plátano son extremadamente altas en potasio, el cual trabaja con el sodio para equilibrar los fluidos y los niveles de electrolitos en el cuerpo, regulando los latidos del corazón y protegiendo contra las enfermedades cardíacas.

4. Pueden hacer que sus dientes sean más blancos

Sí, todo ese potasio puede ayudar a mantener esos blancos perlados, bueno, blancos.

5. Son altos en antioxidantes

Las cáscaras de plátano tienen una alta concentración de fitoquímicos como los polifenoles y los carotenoides, antioxidantes que ayudan a combatir el cáncer.

6. Pueden ayudar a perder peso

Las cáscaras de plátano tienen un alto contenido de fibra soluble e insoluble, que puede ralentizar la digestión y aumentar la sensación de saciedad. Toda la fibra también puede ayudar a reducir el colesterol.

7. Ayudarás al medio ambiente

¿Sabías que en realidad se necesitan dos años para que tu piel de plátano se biodegrada? Mezclar tu piel de plátano no sólo ayuda a tu cuerpo, sino que lo mantiene fuera del cubo de la basura.