Los tomates son grandes agentes blanqueadores naturales cuando se usan como “productos” para el cuidado de la piel. Aquí hay dos maneras de usarlos para aclarar la piel sin ningún efecto secundario.

Cargados de antioxidantes, se sabe que aclaran las manchas oscuras y ayudan a la piel a mantenerse joven y brillante. Los tomates también funcionan como astringentes naturales que ayudan a tensar la piel y a reducir los poros grandes, dejando la piel tensa y brillante.

Los tomates también funcionan perfectamente para aclarar la piel para una piel uniforme o para limpiar las manchas oscuras. Aquí hay dos maneras de lograr una piel más clara y uniforme con los tomates.

1. Máscara facial de tomate

Lo que necesitas:

  •  Tomate (Jugo)
  •  Jugo de limón
  •  Leche

Instrucciones:

    1. Colar el jugo de los tomates en un tazón limpio.
    2. Añade el jugo de limón y la leche al jugo de tomate mezclando adecuadamente.
  1. Lávate la cara.
  2. Aplique la mezcla en la cara correctamente limpiada (también en la zona del cuello).
  3. Deje esto encendido durante unos 20 minutos.
  4. Enjuague con agua fría.

2. Máscara de miel de tomate

Lo que necesitas:

  • Tomate (Jugo)
  • Miel

Instrucciones:

  1. Colar el jugo de tomate en un recipiente.
  2. Mezclar 2 cucharadas de miel (con una parte igual de jugo de tomate)
  3. Lavar/limpiar la cara.
  4. Aplique la mezcla en la cara limpia y déjela durante 15-20 minutos.
  5. Enjuague con agua.