Los fumadores pueden ser fácilmente reconocidos por la tos característica que inevitablemente sigue después de un período más prolongado de fumar. ¡Por supuesto, nuestra recomendación principal para usted sería dejar de fumar! Pero si eres ese cierto tipo de personaje terco que disfruta fumar independientemente de sus graves riesgos para la salud, aquí hay algunos consejos sobre cómo minimizar su impacto negativo.

Lo primero que debe saber es esto: es muy probable que sus pulmones estén COMPLETAMENTE cubiertos con alquitrán dentro de unos años de fumar en exceso. Una vez creados, estos bloqueos pueden provocar dolor torácico intenso y un equilibrio alterado de las células, lo que puede contribuir a la formación de células cancerígenas en los pulmones, la garganta y la boca.

Como su automóvil requiere un cambio periódico de aceite y filtros para evitar accidentes y averías, y en última instancia puede provocar fallas en el motor, por lo que sus pulmones también requieren tanta atención y cuidado. A diferencia de su vehículo, no puede simplemente comprar un nuevo par de pulmones, por lo que es crucial que tenga especial cuidado con este órgano vital. Por esta razón, lo mínimo que puede hacer por usted mismo es limpiar y revitalizar regularmente sus pulmones.

¿QUÉ HACER?

Lo que debe hacer es limpiar los pulmones de toxinas y alquitrán, lo que se puede hacer al comer ciertos alimentos que contienen compuestos que protegen o limpian nuestros pulmones. La limpieza de los pulmones le permite reducir el riesgo de infección y cáncer, aumentar la capacidad pulmonar y mejorar la salud general del sistema respiratorio.

La limpieza de los pulmones se recomienda especialmente no solo para los fumadores activos, sino también para los fumadores pasivos, así como para aquellos de ustedes que viven en áreas con aire contaminado. Puedes usarlo de varias maneras. El té hecho de raíz de jengibre con limón ayuda a su respiración y promueve la eliminación de toxinas del tracto respiratorio. El limón limpia el tejido de la piel, mientras que el jengibre limpia los pulmones.

De hecho, el jengibre se puede usar para hacer un poderoso elixir para limpiar los pulmones. Para mejores resultados, siga esta receta:

Ingredientes:

  • 1 kg de cebolla.
  • 1 litro de agua.
  • 2 cucharaditas de cúrcuma.
  • 1 raíz de jengibre pelada pequeña.

Preparación:

Las cebollas deben pelarse y cortarse en cuartos y cubrirse con un litro de agua. Luego, agrega el jengibre rallado y la cúrcuma a la mezcla y hierve. Cuando la mezcla comience a hervir, reduzca el calor. Cocine hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Justo después de eso, cuele la mezcla resultante y transfiérala a un frasco que puede almacenarse en el refrigerador.

La dosis recomendada de este remedio es de 2 cucharadas con el estómago vacío por la mañana y luego nuevamente 2 cucharadas dos horas antes de la cena o la cena por la noche. También puede crear un baño tibio con jengibre en polvo.

Te Puede Interesar :  7 Remedios Caseros Para la Caspa con Romero