Un compuesto que se encuentra en el perejil tiene fuertes propiedades anticancerígenas.

Estudios recientes han encontrado que la apigenina, un compuesto que se encuentra en el perejil, tiene fuertes propiedades anticancerígenas.

De hecho, un estudio encontró que mataba hasta el 86 por ciento de las células cancerígenas del pulmón en estudios de laboratorio.

Los aceites volátiles del perejil también pueden neutralizar ciertos carcinógenos y también hacen que esta hierba sea “quimioprotectora”: “protege los tejidos sanos de los efectos tóxicos de los medicamentos contra el cáncer”.

El perejil seco contiene la mayor cantidad de apigenina debido a su concentración. Sin embargo, al cocinarlo se destruye gran parte de las vitaminas y los compuestos volátiles del perejil; por lo que hay que comer una cucharada diaria de perejil crudo o espolvorear perejil seco sobre la comida.

Si actualmente estás recibiendo quimioterapia para el cáncer, asegúrate de consultar a tu médico antes de probar alguna dieta diferente, ya que la apigenina puede tener interacciones no deseadas con ciertos medicamentos.

Alimentos que combates el Cáncer

Décadas de investigación apoyan el papel preventivo del cáncer que desempeñan los alimentos vegetales. Un patrón dietético basado en las plantas reduce el riesgo de cáncer.

No es necesario ser vegetariano para beneficiarse de los alimentos, de hecho todo lo que necesitas hacer es llenar alrededor de dos tercios de tu plato con alimentos de plantas enteras como verduras, frutas, nueces, frijoles y granos enteros. Llena el resto con alimentos de origen animal.

Las plantas parecen reducir el riesgo en parte debido a los fitonutrientes que contienen. “Fito” significa planta, así que fitonutriente significa nutrientes que se encuentran en las plantas.

Hay miles de fitonutrientes, incluyendo muchos jugadores familiares, como el betacaroteno y la clorofila, una sustancia que se encuentra en todas las plantas verdes, en los alimentos que comemos.

La apigenina es sólo uno de los muchos nutrientes prometedores que combaten el cáncer.

La variedad en la dieta es importante

La apigenina pertenece a una familia de sustancias alimenticias a menudo promocionadas como “combatientes del cáncer”, que también incluye nutrientes que se encuentran en el vino tinto, el té verde y el chocolate negro.

El perejil, el té de manzanilla y el apio son excelentes fuentes de apigenina y nutrientes relacionados. Otras hierbas como la menta, orégano, tomillo, clavo, melisa y salvia también la contienen.

Otros lugares donde encontrarás este tipo de nutriente son las alcachofas, las cebollas, las naranjas, el té, las espinacas, los colinabos y la lechuga. Los alimentos que contienen apigenina son buenos complementos para la mayoría de las dietas.

Sin embargo, casi todos los nutrientes estudiados para la actividad anticancerígena pueden ser buenos extras para un plan de alimentación. Llena tu plato con plantas de todos los colores, formas y sabores.

Te Puede Interesar :  ¿Cómo subir las plaquetas naturalmente con remedios caseros y bajar la anemia?