7 Remedios Caseros Para la Gripe con Jengibre

Recuerda pinchar en SUSCRIBIRSE para que puedas recibir nuestros mejores TIPS Naturales en VIDEO y GRATIS

Las gripes por muy leves que parezcan hay que tratarlas, porque sea como sea alteran la normalidad de nuestras vidas, ya que entre los síntomas que la acompañan pueden presentarse periodos de fiebre, decaimiento general, pérdida del apetito y dolores de cabezas.

Esa tos que se presenta en la gripe que por más que intentamos no podemos evitar, se trata de un mecanismo que tiene nuestro cuerpo para ayudarnos, a expulsar secreciones y toxinas que están en la vía respiratoria.

La excelente noticia es que existen plantas medicinales que aplicadas en números remedios caseros nos brindan soluciones a este tipo afecciones para que no se compliquen y lleguen a convertirse en enfermedades más fuertes como la bronquitis, neumonías u otras.

Para que evites esas posibles complicaciones con una alternativa natural, muy simple y sin tener que invertir grandes cantidades de dinero, te explicáremos con mucho detalle los remedios caseros que puedes realizar con jengibre, desde la comodidad de tu casa para que le digas adiós a la gripe.

 7 Remedios Caseros Para la Gripe con Jengibre 

Remedios Caseros para la Gripe con Jengibre

El jengibre es una raíz utilizada a nivel mundial por su aporte culinario en numerosas culturas. Tiene un sabor fuerte también algo picante pero además de eso, es principalmente usado por sus grandiosas bondades medicinales.

Dentro de las que se destacan su efecto anti-inflamatorio, expectorante, antimicrobiano y defensor del cuerpo desde el punto de vista inmunológico. Para que sepas como aprovechar sus propiedades te invitamos a que sigas leyendo.

 1. Infusión de Leche con Jengibre 

La leche junto al jengibre aparte de que nos ayuda a relajarnos, también despeja las vías respiratorias, porque ayuda a la expulsión de la flema.

Ingredientes:

  • 1 vaso de leche.
  • 10gr de jengibre.

Preparación y Consumo:

Se lava y se le quita la concha al jengibre se pica en pedacitos, en una olla pequeña se agrega la leche, el jengibre y se coloca al fuego solo para calentar, sin dejar llegar a ebullición.

Si hierve la leche podría perder parte de la nutrición que aporta y seria en vano realizarlo con leche en lugar de agua.

Se toma 1 taza diaria en la noche antes de acostarse y sin dejar enfriar completamente.

 2. Infusión de Jengibre, Té y Miel 

Tanto el jengibre, el té, la miel tienen propiedades curativas múltiples, por ejemplo, el té, ayuda a desinflamar y a eliminar las secreciones que se hayan obstruyendo nuestra respiración y la miel tiene propiedades antisépticas, mejorando la expulsión de mucosidad.

Ingredientes:

  • 1 pedazo de Jengibre.
  • 1 saquito de hojas de té.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 vaso de agua.

Preparación y Consumo:

El jengibre debes comenzar por lavarlo muy bien, pelarlo, triturarlo luego agrégalo junto con el agua y el té en una ollita pequeña y dejar hervir por 5 min.

Transcurrido ese tiempo apaga el fuego, pasa la infusión por un colador se coloca en una taza, y le añades la cucharada de miel.

Consúmelo tibio, 2 tazas por día una en la mañana y la otra en la noche.

 3. Jarabe de Jengibre, Limón y Miel 

Este jarabe no solo es de mucha ayuda para resolver tu condición respiratoria, sino que además tiene muy buen sabor, por tanto, esperamos que lo realices y disfrutes.

Ingredientes:

  • 1 pedazo de raíz de jengibre.
  • 1 limón.
  • 1 tazas de miel.
  • Taza de agua.

Preparación y Consumo:

Lava muy bien la raíz de jengibre y el limón por el exterior, exprime el jugo del limón y en la licuadora agrega la taza de agua, el limón y el jengibre, debes dejar licuar por 4 minutos y apaga.

Te Puede Interesar :  Remedios Caseros Para la Gripe con Vicks vaporub

Colar lo que tiene en la licuadora y luego agrega la taza de miel, lo que obtienes debes colocarlo en un frasco de vidrio con tapa.

Antes de tomar deja que el jarabe se mezcle mínimo por 3 horas, toma 4 cucharadas diarias a lo largo del día, la última tómala antes de dormir.

 4. Zumo de Jengibre 

Es muy fácil de preparar y con grandes beneficios, ya que incluso alivia el dolor la garganta.

Ingredientes:

  • 1 raíz de jengibre.
  • 1 pañuelo o tela limpia.
  • Taza de agua.

Preparación y Consumo:

Lava, pela y raya el jengibre, luego con la ayuda del pañuelo extrae todo el zumo y agrégaselo a la taza de agua, la taza de agua se usa para diluir el fuerte sabor del jengibre, pero si tú toleras el sabor, no es necesario que lo agregues en agua.

Toma ese zumo diariamente en la mañana, pero solo hasta que mejores.

 5. Infusión de Jengibre con Menta 

El jengibre junto con la menta potencializa el aspecto anti-micro-biótico, la menta además mejora la respiración durante la gripe, al favorecer la descongestión nasal.

Ingredientes:

  • 1 cucharada pequeña de polvo de jengibre.
  • 3 hojas de menta.
  • 1 vaso de agua.
  • Miel (opcional).

Preparación y Consumo:

Comienza con lavar muy bien las hojas de menta y colocarla en una taza de tomar té, junto con la cucharilla de polvo de jengibre, en una olla coloca el agua deja que hierva, cuando este hirviendo apaga y agrega el agua caliente a la taza puedes colocarle miel si lo quieres.

Para consumir no es necesario que cueles la infusión, ya que puedes masticar y tragar las hojas de menta, toma esta infusión una sola vez al día, a la hora que desees.

 6. Té de Jengibre, Manzanilla, Canela y Miel 

Esta combinación es aún más potenciada debido a que la canela y la manzanilla poseen propiedades antisépticas, sedantes y que alivian las fiebres.

No solo es beneficiosa además, es totalmente deliciosa esperamos que lo compruebes por ti mismo.

Ingredientes:

  • 1 cucharadita de polvo de jengibre o 1 pedacito natural.
  • 1 saquito de manzanilla ó 1 cucharada de sus flores.
  • 1 ramita de canela o ½ cucharada de polvo.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 vaso de agua.

Preparación y Consumo:

Si no tienes el jengibre en polvo, lava muy bien el pedacito de jengibre natural, quítale el exterior y raya o aplástalo, luego en una ollita agrega el agua junto con el jengibre, la canela, la manzanilla, colócalo en el fuego hasta que alcance la ebullición luego apaga.

Debes pasar por el colador toda la infusión y echarla en una taza en donde si agregarás la cucharadita de miel.

Consume este té dos veces por días, la primera taza en la mañana y la segunda en la tarde.

 7. Vapor de Jengibre 

Ya que el jengibre descongestiona el pecho, un remedio muy sencillo pero eficiente consiste en inhalar su vapor.

Ingredientes:

  • 1 pedazo de jengibre.
  • 1 litro de agua.

Preparación y Aplicación:

Comienza limpiando y aplastando el pedazo de jengibre, luego colócalo dentro de una olla junto con al litro de agua deja que hierva durante 5 minutos, después apaga espera que repose un minuto y colócate cerca a la olla, e inhala el vapor que salga de allí.

Realiza esta práctica una sola vez al día y bajo ningún motivo te bañes o vayas a la nevera antes de transcurrido un par de horas. Porque te podría causar una descompensación fuerte el choque de temperaturas de caliente a frio.

Para finalizar consideramos que no debes dejar de aprovechar los beneficios de esta planta de tantas virtudes, de ahí que esperamos que combines esta técnica, con algunas de las alternativas que con mucho esmero recopilamos y explicamos para ti.

7 Remedios Caseros Para la Gripe con Jengibre
Califíca el Artículo
Comparte esto ;) :

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.