5 Remedios Caseros para las Varices con Aceite de Oliva

Recuerda pinchar en SUSCRIBIRSE para que puedas recibir nuestros mejores TIPS Naturales en VIDEO y GRATIS

¿Has tenido que dejar de lucir tus piernas debido a esas incomodas y vergonzosas venas abultadas? Pues eso se acabó, entendemos lo mal que te puedes llegar a sentir por padecer de varices, por eso, en este artículo encontrarás el modo de deshacerte de las varices con aceite de oliva de manera natural, eficaz y en poco tiempo.

Ya sea que por la profesión u por cómo gastas tu tiempo libre, debes saber que permanecer mucho tiempo de pie es un factor para el desarrollo de las várices, pero su principal y más común causa se debe a problemas de circulación sanguínea. Y aunque su mayor incidencia sea en las mujeres, los hombres también pueden padecer de ellas.

Y sin importar la edad que tengas, porqué los adolescentes también pueden tener varices, estas pueden aparecer ya sea por genética, inactividad física, obesidad, debilidad de las paredes venosas, entre otros. A continuación encontrarás la forma de que vuelvas a lucir esas sensuales piernas.

 Remedios Caseros Para las Varices Con Aceite de Oliva 

Remedios Caseros para las Varices con Aceite de Oliva

Si eres de las personas que les da cierta desconfianza someterse a una intervención médica o el uso de fármacos, los remedios caseros que te daremos serán especiales para ti que deseas evitar estas incomodas situaciones.

Muchos piensan y se pueden preguntar ¿En verdad funcionan?e s preciso decir que hay ingredientes que tienen propiedades que benefician la salud, uno de estos es el aceite de oliva. Este fruto de la naturaleza, por su composición química tiene efectos antinflamatorios y sirve de forma efectiva para aliviar las dificultades de la circulación (principal causa de las várices).

A medida que vayas aplicando algunos de los siguientes remedios, la circulación empezará a mejorar y de esa forma irán desapareciendo esas indeseables varices.

 1. Caléndula y Aceite de Oliva 

El aceite de oliva, además de tener alto contenido de ácido grasos esencial, tiene vitamina E y minerales que ayudan a combatir la inflamación y permiten una buena circulación.

Y la flor de caléndula, posee propiedades coagulantes, antinflamatorias y optimiza el flujo sanguíneo, debido a su contenido en vitamina C, minerales esenciales y flavonoides.

Ingredientes:

  • 15 Flores de caléndula fresca.
  • 1 Taza de aceite de oliva.

Preparación y aplicación:

Pica y agrega las 15 flores de caléndula en un recipiente de vidrio. Ya teniendo las flores en el recipiente, incorpora el aceite de oliva, asegurándote que cubra por completo a la caléndula.

Una vez cubierta, sella el envase y dejas macerar durante 10 días en un lugar oscuro. Pasado los días, solo queda retirar los restos de las flores y estará listo para su uso.

La aplicación de este remedio se debe hacer de 3 a 4 veces por semana y dejas actuar durante toda la noche. Para aplicarla, tomas la cantidad que consideres necesaria del aceite y la untas en la zona afectada por las varices.

Una vez humectada la zona, das suaves masajes circulares y continuos aplicando una leve presión, esto permitirá que el aceite sea bien absorbido y mejora el flujo de la sangre.

 2. Ungüento de Castaño de india y Aceite de Oliva 

Esta planta trae como beneficio el fortalecimiento de los capilares sanguíneos y mejora de la circulación, no solo te va a ayudar a deshacerte de las varices, sino también a su prevención.

Mezclada con el aceite de oliva, la cual ya conoces de sus propiedades, hace de este ungüento una mano amiga para eliminar las varices y prevenir la aparición de estas.

Ingredientes:

  • 150 Gramos de castaño de india.
  • 1 Taza de aceite de oliva.

Preparación y aplicación:

Vierte la taza de aceite de oliva en una cacerola y pones a hervir a fuego lento. Mientras este va calentando, machacas, que quede totalmente molido, los 150 gramos de la castaña y agregas a la cacerola, con la ayuda de una paleta de madera, después remueves para que quede bien mezclado.

Una vez observes que está hirviendo, retiras del fuego y dejas entibiar la mezcla. Cuando esté tibia, untas la cantidad que consideres en la zona afectada y das suaves masajes aplicando un poco de presión. Así la mezcla penetrará aún más en la piel, dando un mayor alcance y fuerte efecto.

Te Puede Interesar :  5 Remedios caseros para las varices con Coca Cola

Luego dejas que actúe durante 40 minutos, y enjuagas con agua a temperatura ambiente.

Este ungüento puedes aplicarlos todos los días, dos veces por día. En la mañana, que es cuando comenzarás tu actividad física, y en la noche antes de dormir.

Su constante uso es recomendable para deshacerse de las varices rápidamente, y a la vez fortalecerás los capilares, esto te favorecerá para la prevención de nuevas varices.

 3. Arcilla y Aceite de Oliva 

La arcilla posee minerales como el potasio, sílice y magnesio. El cual le brinda propiedades relajantes y antinflamatorias. Con ella, aliviarás la hinchazón y el dolor que pueden producir las varices en determinadas zonas.

Ingredientes:

  • ½ Taza de agua.
  • 4 Cucharadas de arcilla verde.
  • 1 Taza de aceite de oliva.

Preparación y aplicación:

Primeramente, debes preparar la arcilla, para ello, viertes el agua en un envase tipo bowl y le agregas las 4 cucharadas de arcilla verde. Revuelves hasta que la arcilla quede diluida y esta mezcla tome una consistencia semi dura. Si es necesario, puedes añadir un poco más de agua o arcilla.

Inmediatamente en una cacerola, a fuego lento, pones a calentar el aceite de oliva. Mientras este va calentando, le vas añadiendo la mezcla anterior y vas revolviendo para que ambos ingredientes se mezclen. Una vez estén bien mezclados, dejas reposar hasta que este casi frio.

Ya estará lista para ser aplicada, ahora solo debes colocar la mezcla en la zona afectada y dejas actuar alrededor de 35 minutos. Pasado el tiempo, enjuagas con agua fría y un jabón neutro. Aplicando este remedio a diario, reducirás las varices en pocos días.

 4. Ungüento de Aceite de Oliva Con Jengibre y Ajo 

Tanto el jengibre como el ajo son dos potentes ingredientes con propiedades antinflamatorias y capaces de mejorar la circulación sanguínea. En otras palabras, te ayudarán a decirle “Adiós” de una vez por todas a esas indeseables venas abultadas.

Ingredientes:

  • 1 ½ Raíces de jengibre.
  • ½ Taza de aceite de oliva.
  • 5 Dientes de ajo.
  • ½ taza de agua.

Preparación y aplicación:

Para la preparación de este infalible remedio, lo principal es lavar muy bien y picar las raíces del jengibre, así mismo pelar y machacar los dientes de ajo. Una vez hecho eso, con la ayuda de la licuadora, procedes a triturar ambos ingredientes, añadiéndole poco a poco el agua.

Mientras se licua, revisa la mezcla hasta que tome consistencia parecida a una pomada. Cuando tenga dicha consistencia, vas añadiendo la ½ taza de aceite de oliva. Dejas licuar por un par de minutos más, y estará lista.

Puedes realizar su aplicación una vez por días todos los días. Para ello, untas la mezcla en el lugar donde las venas estén brotadas y das pequeños masajes. Humectada bien la zona, dejas actuar durante 25 minutos, para luego enjugar con agua fría.

 5. Aloe Vera y Aceite de Oliva 

El aloe vera, en sus cristales contiene nutrientes necesarios que le brinda propiedades antinflamatorias y a la vez, mejora el flujo de la sangre. Al ser mezclada con el aceite de oliva, lo hace un tónico excepcional para el tratado de las varices.

Ingredientes:

  • 2 Hojas de aloe vera (sábila).
  • ½ Taza de aceite de oliva.

Preparación y aplicación:

Para preparar este efectivo remedio, empieza pelando las hojas de sábila, hasta que puedas extraerle su cristal (gel). Una vez tengas el gel, lo agregas a la licuadora y añades la ½ de aceite. Dejas licuar durante varios minutos hasta que adopte una consistencia babosa, y ya estará lista.

Su recomendable aplicación es durante la noche antes de dormir. Solo debes agarrar la cantidad que consideres necesaria de mezcla y untarla donde tengas las varices y dando pequeños masajes la esparces por todo su alrededor.

Mientras duermes, la piel irá absorbiendo los nutrientes, vitaminas y minerales que contienen el aloe vera y el aceite de oliva, con ello, el flujo de sangré irá mejorando y con ello desaparecerán las varices.

Con cada uno de estos remedios, podrás eliminar las varices y con un constante uso, así mismo prevendrás nuevas apariciones. Sin embargo, una actividad física también es recomendable, sal a caminar a diario de unos 30 a 45 minutos con luego un respectivo descanso.

5 Remedios Caseros para las Varices con Aceite de Oliva
Califíca el Artículo
Comparte esto ;) :

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.